¿Cómo actuar con el agua de origen que no conozcamos?

Si no conocemos de donde procede el agua o tenemos dudas sobre su pureza, debemos actuar con cautela. Algunos consejos prácticos son:

  1. No consumir cubitos de hielo en las bebidas cuando no conozcamos el origen del agua. Esta podría estar contaminada o contener ciertas bacterias que podrían resultar perjudiciales para nuestro organismo.
  2. Consumir siempre agua embotellada, así como los refrescos.
  3. Si vas a utilizar agua del grifo, es recomendable cocerla durante uno o dos minutos para eliminar posibles bacterias.
  4. Si el agua es turbia y no se puede hervir, déjala reposar y que las impurezas se depositen en el fondo para poder retirarlas después.
  5. Los alimentos más seguros de ingerir son: las comidas calientes recién cocinadas, las frutas peladas por uno mismo y los alimentos envasados. En el otro extremo, las ensaladas, los mariscos, los helados, las leches no pasteurizadas y la carne o el pescado crudos son alimentos de riesgo, ya que contienen agua.
  6. Las bebidas más seguras son el agua y los refrescos embotellados y las infusiones o café calientes. Por el contrario, el agua no embotellada ni hervida, el hielo y los zumos naturales son bebidas que pueden poner en riesgo la salud del consumidor si no han tomado las medidas sanitarias oportunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*